¿Daleks?

¿Quieres ser el Doceavo Doctor?

Las oficinas de Doctor Who Noticias han estado bastante tranquilas este tiempo. Sí, sí, es posible que nos hayamos perdido The Proms (que no saldrá al aire hasta noviembre), y que no hayamos discutido las novedades que llevó la producción a la Comic Con (la más importante, el avance del especial aniversario, no se subió a ninguna parte por expreso pedido de Steven Moffat). Tampoco hablamos de la visita del príncipe de Gales y su señora a los estudios de Doctor Who y de la TARDIS y el Cyberman que aparecieron misteriosamente en el aeropuerto de Heathrow, ¡ni siquiera de las nuevas fotos del especial!

Pero no se preocupen, ya volvemos al ruedo. Mientras tanto, ¿a quién le gustaría audicionar para el papel del Doceavo Doctor (o Doctora)? Nosotros les traemos aquí dos de las tres escenas que Steven Moffat escribió exclusivamente para las audiciones. El resto es cosa de ustedes.

Las tres escenas saldrán publicadas en el próximo número de Doctor Who Magazine, pero Blastr ya ha publicado las primeras dos. Por ser material exclusivo para las audiciones, no hace falta siquiera hacer una advertencia de spoilers, pero las colgamos aquí porque es interesante leerlas y notar los rasgos que podrían llegar a compartir el Doctor actual con su sucesor, en el habla al menos.

¿Qué les parece?

1. INT TARDIS

EL DOCTOR: Bien, la vista. No está mal, un poco azul. Las orejas — no tienen punta, están para el lado correcto, más o menos niveladas. Rostro — bueno, sé que tengo uno. Oh, no — ¡el francés!
CLARA: El francés.
EL DOCTOR: ¡Se me ha borrado el francés! Y todas mis habilidades culinarias, y el nado de pecho. Y los saltos. Los saltos no importan, quién necesita saltar. Oh, los riñones son interesantes. Nunca había tenido eso antes — interesantes riñones.
CLARA: ¿Estás bien?
EL DOCTOR: No lo sé, ¿me veo bien?
CLARA: No lo sé.
EL DOCTOR: ¿Cómo está la cara? Desde adentro parece que está bien. Buena acción, responde. La barbilla pesa menos. ¿Qué tal?
CLARA: Está… bien.
EL DOCTOR: ¿Bien?
CLARA: Es un poco… tú sabes.
EL DOCTOR: No, no sé, no la he visto todavía.
CLARA: Tal vez es porque es nueva.
EL DOCTOR: ¿Cambiaste de altura?
CLARA: No.
EL DOCTOR: ¿Estás segura?
CLARA: Eres tú, tu altura, tú eres el que cambió.
EL DOCTOR: Y mira tu nariz.
CLARA: ¿Qué tiene mi nariz?
EL DOCTOR: Era muy bonita, me encantaba tu nariz, deberías haberla dejado como estaba.
CLARA: Lo hice, es la misma nariz, estoy toda igual. Tú eres quien… se regeneró, o como sea que lo llames.
EL DOCTOR: ¿Llevas puesto un olor?
CLARA: ¿Te refieres a perfume?
EL DOCTOR: Sí, supongo que podría ser perfume.
CLARA: Siempre te gustó este perfume, eso me dijiste.
EL DOCTOR: No lo hice, ese fue el Doctor.
CLARA: Tú eres el Doctor.
EL DOCTOR: Sí, supongo que lo soy. Me costará un poco acostumbrarme a eso.
CLARA: Sí, la verdad que sí.

2. INT. PUENTE DE NAVE ESPACIAL

El Doctor se enfrente al Ciberlíder, que lo mira siniestramente desde la pantalla. El puente alrededor del Doctor está quemándose, en ruinas.

EL DOCTOR: Ah, Ciberlíder. ¡Hola!
CIBERLÍDER: ¿Tienes una respuesta, Doctor?
EL DOCTOR: Sí, la tengo. Definitivamente tengo una respuesta. Y aquí está. Sí, ¡tus orejas se ven muy grandes con eso puesto! Lo siento, ¿entendí mal la pregunta?
CIBERLÍDER: Devolverás el cargamento robado.
EL DOCTOR: Sí, bueno, dos puntos. Uno, no lo robé. No, en realidad, sí lo robé, estaba esperando que si decía eso se me ocurriría una muy buena excusa antes de terminar la oración. No se me ocurrió, no importa. Punto dos – bueno, punto uno, segundo intento – eso no es un cargamento. Son seres humanos.
CIBERLÍDER: Fueron seleccionados para conversión.
EL DOCTOR: Los he deseleccionado.
CIBERLÍDER: Devolverás el cargamento.
EL DOCTOR: No, no lo haré.
CIBERLÍDER: Entonces te quitaremos el cargamento.
EL DOCTOR: No ocurrirá, ¿y sabes qué es lo que va a detenerte?
CIBERLÍDER: No seremos detenidos.

El Doctor levanta un dedo.

EL DOCTOR: Díselo al dedo. ¿Ves este dedo? Mira lo que haré ahora mismo con este dedo.

El Doctor se acerca a la pantalla. Empieza a dibujar una línea.

EL DOCTOR: Estoy dibujando una línea entre esta nave y tú. Entre toda esa gente y tus hombres de metal. Y esta línea es una línea mágica.
CIBERLÍDER: La magia no es lógica.
EL DOCTOR: Lo sé, ¿no es genial? Porque te diré una cosa. Toda esta gente en esta nave están ahora, oficialmente, bajo la protección de la línea mágica. Pero, seré honesto, estos chicos aquí son un poco molestos. Siguen teniendo opiniones, y a veces se ponen a hablar en vez de oírme, y es aburrido para todos. Pero un hecho es un hecho, están detrás de la línea mágica, y así es como es. Y, para que quede claro, para que todos entendamos el asunto aquí, si alguno de tus cabezas con mango cruza la línea mágica, aunque sea por accidente, ¿sabes qué les pasará a ustedes entonces?
CIBERLÍDER: ¿Qué pasará?
EL DOCTOR: Yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s